s
s
 
correos
 

ff

 

Por José – Lorenzo Aires Rey
Dedicatoria: A mis hijas Virginia y María

Puente Genil
Entre huertas y olivares,
desde la Mina a los Arenales,
desde Castillo Anzur a los Castellares.
-
Puente Genil
Nacido a resulta de un puente,
antaño fue conocido como La Puente,
en el siglo XIII es aún un núcleo incipiente.
-
Don Gonzalo Yañez, Señor de Aguilar,
para erigir iglesias y poblarlo,
llegó hasta nuestro patrio solar,
con denuedo se trabajó para levantarlo.
-
La población hallábase en la frontera,
a los musulmanes había que hacer frente,
como el río constituía una barrera
necesitóse obrar un puente.
-
Debido a las frecuentes incursiones,
en el terruño todavía no había mucha gente
este pueblo, luego, de arraigadas tradiciones.


Erigida en el barrio de Miragenil, que en sus orígenes fue conocido por el barrio de Los Tejares y perteneciente al marquesado de Estepa (Sevilla).

Fue bendecida esta iglesia en 1705. Primitivamente hubo por este lugar otra fundada en 1630 de la que nada se sabe de ella y una ermita denominada Santa Lucía de los tejares (1616), hoy también desaparecida.

De su fachada cabe destacar la espadaña de dos cuerpos, el primero con dos arcos de medio punto y el segundo con uno, presentando la particularidad de que dicho campanario se halla desplazado del eje vertical de la fachada.

Sobre la puerta de entrada en la fachada hay colocado un gran azulejo en el que se ve la figura del apóstol Santiago y la fachada de la Catedral compostelana.

La iglesia se levanta en una sola nave con crucero fingido. El retablo mayor es del del siglo X V I I I .

Tienen en este templo su sede canónica la Hermandad del Rocío de Puente-Genil, desde la que inicia el camino hacia la aldea de Almonte el sábado de la semana anterior al domingo de Pentecostés; la Cofradía del Cristo de la Buena Muerte, aunque la noche del Viernes Santo no sale de ella en procesión, trasladándose para el efecto a la iglesia del Dulce Nombre; y por último la Cofradía del Santísimo, que efectúa su procesión el domingo siguiente al de la celebración de la fiesta del Corpus Cristi.

Hasta el año 1958 perteneció al arciprestazgo Estepa, arzobispado de Sevilla y a partir de ese año se incorporó a la diócesis de Córdoba.

Se trata de la iglesia más antigua de Puente-Genil y considerada como la Parroquia matriz, fijándose su fundación hacia 1300, aunque el actual edificio es consecuencia de una gran remodelación que se le practicó en el siglo X I X y a la cual se debe el aspecto actual.

Como quiera que el anterior edificio (de principios del siglo X V I ) se encontraba en muy mal estado de conservación es cuando en 1873 se decidió llevar a cabo obras de mejora que duraron hasta 1876, siendo bendecida el 25 de julio de este último año citado.

Consta de tres naves, la central más alta que las laterales. En la capilla mayor hay un tabernáculo a modo de templete que lo ocupa una imagen de Ntra. Sra. de la Purificación, culminándose con una representación de la Fe.

No obstante de esta remodelación llevada a cabo en el templo durante los siglos X V I I y X V I I I al anterior edificio se le habían añadido varias capillas, como la que actualmente se halla Ntra. Sra. de las Angustias, originariamente de Ntra. Sra. del Rosario, y que se levanta al final de la nave del Evangelio y junto al presbiterio. En ella destaca el retablo barroco con una decoración muy aparatosa y repleto de columnas salomónicas, culminándose con un ático que lo ocupa una Santa Cena.

Colateral a ésta, al final de la nave de la Epístola, se encuentra la capilla de san Pedro, en la que, sobre talla sedente, se ve al apóstol revestido de pontifical.

Tras finalizar la construcción de estas capillas se levantaron otras adosadas a las naves como la Capilla dorada, en la nave de la Epístola y que desde 1840 sirve de Sagrario parroquial. En ella se veneran las imágenes de la Cofradía del Cristo del Calvario y Ntra. Sra. del Consuelo.

El retablo barroco de esta capilla se culmina con un ático curvo que lo ocupa un relieve de la mujer Verónica. La ornacina central la ocupa una talla del Sagrado Corazón de Jesús, aunque primitivamente estuvo ocupado por una virgen de las Angustias.

Adosada también a la nave de la Epístola se levanta la Capilla de las Benditas Ánimas, en terrenos de lo que fuera un antiguo cementerio, siendo bendecida en 1763. Contiene un retablo en cuyo camarín se aloja la imagen de Ntra. Sra. de la Lágrimas y en el banco se halla la imagen de Cristo Yacente de la Cofradía del Santo Sepulcro.

Entre otras imágenes que se encuentran en esta Capilla son la de San Blas; San Miguel; la de la Virgen del Carmen, procedente del desaparecido convento de Carmelitas Descalzas que hubo en esta población; la de santa Ana; y la de la Inmaculada Concepción, tallada en 1751 por Pedro Duque Cornejo y policromada por José Ruiz Rey.

La decoración de las naves laterales se basa en unos lienzos pintados a partir de 1877 por el artista local Juan Montilla, entre los que se cuentan una Inmaculada Concepción, la Piedad, la Virgen del Carmen, el Calvario, la aparición de la Virgen a Santiago, etc.

En 1827 dieron comienzo las obras de erección de la torre que estuvo concluida dos años más tarde, en 1829. Posee dos cuerpos de campanas.

Tiene la iglesia dos puertas de acceso, una lateral por la Cuesta Romero, y la principal por la calle Don Gonzalo, esta última se encuentra rematada con una estatua de la imagen del Sagrado Corazón de Jesús.

En el último lustro se han llevado a cabo en este templo obras de reparación, principalmente, en toda la cubierta y parte de la fachada. En enero del 2001 se empezaron a acometer igualmente obras en la zona del coro, dado el mal estado en que se encontraba

Fue construida entre los años 1583 al 1589, año éste en que fue concluida. Anteriormente existió otra iglesia a escasos metros de donde se levanta la actual. El origen de esta iglesia, de las más antiguas de Puente Genil, se halla estrechamente vinculado al de la antigua Cofradía del Dulce Nombre de Jesús. En ella estuvieron establecidos los frailes mínimos en 1627

Diversas obras se le practicaron a lo largo del siglo X V I I I, pese a ello, hacia 1786 el edificio se encontró en ruinas, efectuándose su reconstrucción en 1790. Mientras la ermita estuvo declarada en ruina y se llevó a cabo su reconstrucción las Imágenes fueron trasladadas provisionalmente a la iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Purificación.

Se trata de una nave rectangular que está separada de la capilla mayor por un arco de medio punto.

Interesante es el artesonado que cubre la zona del presbiterio y el retablo mayor con arco de medio punto. El camarín lo ocupa la imagen de Ntra. Sra. de la Soledad, tallada en 1760 por el artista local José Ruiz Rey. Este camarín fue restaurado y remodelado con nueva entonación de pintura en 1995. Asimismo, podemos encontrar la imagen del Niño Jesús, titular de la iglesia, del siglo X V I I.

En el lado de la Epístola se encuentra un retablo de yeso con ático curvo donde se representa en relieve la Circuncisión del Niño Jesús. El retablo se halla ocupado por la imagen de san Juan Evangelista, talla realizada en 1859 por Juan de la Torre y Morales.

Al otro lado del presbiterio, en el lado del Evangelio, se halla la capilla de la Hermandad de Ntra. Sra. de las Angustias (cuyas imágenes se veneran en la iglesia de Ntra. Sra. de la Purificación), en otro tiempo fue la capilla del santo Sepulcro.

 

La fachada presenta una portada en la que a su lado derecho hay un azulejo con la Virgen de la Soledad. Por encima de la entrada hay un óculo que sirve de iluminación al coro. Guardando la verticalidad del centro de la entrada con el mencionado óculo se remata la fachada con una espadaña de un cuerpo de campanas en arco de medio punto muy estrecho y alargado.

En otro tiempo, hasta que en 1944 ó 1945 se efectuaron obras de remodelación en la fachada, dicha espadaña se encontraba desplazada hacia el lado derecho. (Ver fotografía publicada en la página 87 de la Revista de Semana Santa editada por la Agrupación de Cofradías y Corporaciones bíblicas el año 1998).

Esta iglesia fue restaurada en entre los años 1997 y 1998 con obras que se le practicaron en techumbre y testeros principalmente.

Esta iglesia formó parte del extinto convento de franciscanos de San Francisco de Paula (Orden de los Mínimos o de Ntra. Sra. de la Victoria) que anexo existió.

Se trata de una iglesia del siglo X V I I en la que los religiosos celebraron su primera Misa el 5 de julio de 1682, constando de una nave con un crucero simulado.

La portada de la fachada es de piedra, realizada a principios del siglo X V I I I , con arco de medio punto y por encima de éste, ocupando una pequeña hornacina, figura una imagen pétrea de San Francisco de Paula. Está rematada con un campanario de un solo cuerpo. A ambos lados de la puerta se hallan dos azulejos con las imágenes de los Sagrados Corazones de Jesús y María. Entre la puerta de entrada y el campanario se sitúa un óculo central.

Los religiosos de los Mínimos permanecieron en el convento hasta la exclaustración de 1836.

En 1922 establecieron su residencia en este convento los religiosos de San Francisco de Asís, que estuvieron hasta el año 1983, siempre dedicados al ministerio del sacerdocio y a la enseñanza, perteneciendo primeramente a la Provincia de Granada y desde 1949 pasó a formar parte de la Provincia Bética (O.F.M.).

En el interior de la iglesia destacan sus retablos. El mayor, barroco y considerablemente deteriorado, tiene ático curvo donde se halla un lienzo circular y a ambos lados de éste figuran la Cruz de Jerusalén y el abrazo de San Francisco. Ocupando una pequeña hornacina en la parte superior de la calle central se aloja la imagen de Ntra. Sra. de la Victoria (del siglo X V I I I), titular de la iglesia, por debajo la imagen de San Francisco de Asís sosteniendo en su mano izquierda un crucifijo sobre el que fija su mirada. En las calles laterales las imágenes de Santo Domingo y Santa Clara.

A ambos lados del fingido crucero se encuentran sendos retablos barrocos, en el del lado del Evangelio tiene ático mixtilíneo y en él aparece un relieve de Santa Teresa, alojándose en la hornacina central una imagen de San Antonio y a ambos lados las imágenes de la Virgen de Fátima y una Purísima Concepción. El retablo del lado de la Epístola, de ático curvo, está ocupado por una imagen del Sagrado Corazón de Jesús.

En los laterales del centro de la nave se hallan dos retablos barrocos presididos por las imágenes de Jesús Rescatado y San José, lados del Evangelio y Epístola respectivamente. Ambos son de áticos curvos, apareciendo en el primero un símbolo pasionista y en el segundo una pequeña imagen de Santa Isabel que en una pequeña hornacina culmina el retablo de San José.

En esta iglesia tienen su asiento canónico las cofradías pasionistas de la santa Cruz, el Cristo de los Afligidos y Ntra. Sra. del Rosario y la del Cristo de las Penas, Ntra. Sra. de los Ángeles y san Juan Evangelista, cuyas imágenes Titulares se veneran en altares dispuestos en los laterales y comienzo de la nave. Menos la santa Cruz todas son tallas muy recientes (1)

Dado el deterioro que presenta el edificio, en 1999 se formó una Comisión pro-restauración de la iglesia con el fin de recaudar fondos económicos para llevar a cabo en ella las obras necesarias para su conservación.

1. Véase la descripción de cada una de las imágenes en el libro ¨Puente Genil Nazareno¨ que se cita en la bibliografía que consta en esta página.

2. La imagen de María Magdalena es la más reciente de todas. Se incorporó al Paso de palio procesional de Ntra. Sra. de los Ángeles y San Juan Evangelista la Semana Santa del año 2000, pero no pudo realizar su procesión a causa de la lluvia. Es obra del artista pontanés Luis Sergio Torres Romero.

Nos encontramos ante una iglesia representativa del barroco cordobés, de nave única con un crucero fingido y cúpula elíptica.

En la nave se encuentran unas hornacinas en las que se alojan las imágenes de las Cofradías que en esta iglesia están establecidas canónicamente.

En el muro del lado de la Epístola, en el crucero, se halla la Virgen de Ntra. Sra. de la Guía y hacia el centro del mismo lateral el grupo escultórico del Paso de Nuestro Señor del Lavatorio, con las imágenes de Jesús, que aparece genuflexo, San Juan y San Pedro.
Frente a este altar se encuentra en el otro muro un altar donde se veneran las imágenes del Señor en la Oración del Huerto y Ntra. Sra. de la Victoria. Y en el lado del Evangelio del crucero un retablo presidido por San José y el Niño.

En 1997 el altar donde se encuentran los Titulares de la Cofradía del Señor en la Oración del Huerto y Ntra. Sra. de la Victoria fue profundamente restaurado en toda su ornamentación por el artista local José Manuel Cosano Cejas.

Los muros de la hornacina, en arco de medio punto, se pintaron con tonos de color crema con unas líneas doradas donde se enmarcan unos medallones donde tienen pintados símbolos pasionistas y marianos, a saber, un cáliz con una palma y una rama de olivo, el corazón doloroso de María, la corona de espina con tres clavos y en la bóveda el Espíritu Santo.

La mesa abombada que sirve de altar fue también restaurada fortaleciéndose su estructura y volviéndose a pintar. En el centro de la misma consta un escudo con una cruz y la inscripción ¨Charitas¨ que tenía primitivamente, haciendo pensar que el lugar de procedencia de esta mesa fuera de la extinguida ermita de la Caridad, que después fue trasladada a la del dulce Nombre y de allí viniera a este lugar.

En el retablo, realizado en yeso y de ático curvo, aparece Dios Padre sobre el arco de embocadura del camarín y más arriba Santiago el mayor, culminándose en la parte superior con el Espíritu Santo.

El Camarín es de planta octogonal y está ocupado por la imagen de Ntra. Sra. de la Purísima Concepción, que ya existía antes de 1650 con la advocación de Madre de Dios.

Esta imagen, bajo la advocación de la Purísima Concepción, es de talla completa y autor anónimo, presentando sobre su mano izquierda al Niño Jesús. Bajo sus pies luce la Virgen una media luna de plata, barroca, de la segunda mitad del siglo X V I I. En 1650 ya existía con el título de Madre de Dios. A finales del siglo X V I I y a mediados de la siguiente centuria se sometió a sendas restauraciones. En 1997 el artista local José Manuel Cosano Cejas le practicó una importante restauración devolviéndole el esplendor original a la talla tras un proceso de limpieza, conservación y reintegración de partes mutiladas o defectuosas

Antes que la actual iglesia se encontraba en este mismo lugar una ermita erigida bajo la advocación de San Antón que se remontaría, posiblemente, a las primeras décadas del siglo X V I, pero por razones del corto espacio que debía disponer para albergar a los fieles y el precario estado de conservación en el que se debía encontrar, la Cofradía de la Concepción decide levantar un nuevo edificio que comenzó en 1758.

Hay que tener en cuenta que en 1650 los vecinos de La Puente o Pontón de Don Gonzalo eligieron a Ntra. Sra. de la Purísima Concepción como Patrona, por haber librado a la población de una epidemia de cólera.

Esta iglesia se construyó a lo largo de toda la segunda mitad del siglo X V I I I, pudiéndose diferenciar en su ejecución dos etapas bien diferenciadas. Una que abarcaría de 1758 (año en el que se comienza a construir) a 1766 y la otra desde este año hasta final de siglo.

En la primera etapa, aunque más breve que la segunda fue más intensa en la ejecución de las obras, se erigió todo lo que comprende la cabecera de la iglesia, esto es, crucero, presbiterio y camarín.

La segunda etapa fue mucho más ralentizada y prolongada en el tiempo y en ella se construyó la nave, fachada (portada) y torre.

Llama la atención la monumentalidad de su fachada, realizada en piedra blanca y a la que se accede por una escalinata cerrada con verja.

La portada contiene dos pares de columnas que arrancan de dos pedestales a los lados del arco de medio punto de la puerta de entrada. Sobre esta hay una hornacina con una imagen pétrea de la Virgen. Sobre ella se culmina con una corona tallada en piedra y una cartela con la inscripción ¨Se acabó en el año 1799¨.

Entre 1994 y 1998, estando la iglesia necesitada de una profunda restauración, se practicaron en ella importantes obras en su cubierta, fachadas, portada, retablo, interiores, reposición de molduras y yeserías, interior de las torres, sacristía, pintura, instalación eléctrica, carpintería, etc. colocándosele un zócalo de mármol rojo de Alicante a todo el alrededor interior y una verja ante la escalinata del presbiterio.

Al haber estado siempre cubierto y ciego el hueco que deja interiormente la torre del reloj se dejó diáfano, instalándose en él una pequeña capilla cerrada con verja, donde se venera a San Judas Tadeo.

La esbelta torre contiene dos cuerpos de campanas y reloj. En la base se halla un azulejo con la imagen de la Purísima Concepción, Patrona de Puente Genil, con una inscripción al pie que recuerda el Voto que se le hizo en 1650.

Esta iglesia perteneció en sus orígenes al extinto convento de franciscanos descalzos de Ntra. Sra. de la Asunción establecido en este lugar donde se encuentra, antigua Cruz de Berral, a mediados del siglo XVII provinientes de la Vera-Cruz donde los religiosos habían estado anteriormente.

El convento estuvo concluido en 1664 y la iglesia que nos ocupa se terminó para comienzos de la siguiente centuria (en 1705).

Se trata de un templo de ámbito barroco con planta de cruz latina disponiendo en sus laterales nichos con pequeños pero interesantes retablos barrocos en los que se veneran, entre otras, las imágenes de San Francisco de Asís, San Antonio, Santa Bárbara, la Virgen del Pilar, San Marcos y la de Ntra. Sra. de los Ángeles, titular de la iglesia.

Diversas pinturas decoran el templo, como las que se hallan por encima de los retablos de la nave con temas alusivos a motivos franciscanos, o el lienzo de la Asunción que se encuentra en el crucero del lado de la Epístola, el martirio de santa Bárbara y por último el del entierro de Cristo.

Su fachada principal, dirigida al Oeste, desde antiguo se encuentra cerrada, teniéndose acceso por una puerta lateral del lado del evangelio fechada en 1692 que comunica con la calle Aguilar, estando rematada por una espadaña de un solo cuerpo con capacidad para una sola campana.

El retablo mayor, compuesto de tres calles y ático curvo, es el mejor exponente del barroco en Puente-Genil. En él se encuentran las imágenes de San Pedro de Alcántara y San Pascual Bailón, ambas del siglo XVIII, ocupando el ático un crucificado. En el camarín se aloja la imagen del Señor de la Humildad y Paciencia, estando decorado con hechos de la vida de la Virgen (Huída a Egipto, el de la Santísima Trinidad con corona para María y el tránsito de la Virgen) dado que en él se alojó la talla de la Virgen de la Asunción o Ángeles que se encuentra en uno de los retablos laterales.

En los brazos del crucero se encuentran dos retablos de un solo cuerpo y ático curvo con hornacina, uno de ellos aloja a San José.
En el del lado del Evangelio se halla un retablo en yeso que aloja la imagen de Ntra. Sra. de la Amargura.

Por último en el patio hay construidas dos pequeñas naves donde se guardan los Pasos procesionales de las Cofradías del Señor de la Humildad y Paciencia y de Ntra. Sra. de la Amargura, que desde este lugar hacen sus Estaciones de penitencia la tarde-noche del Miércoles Santo.

Este templo es escogido por numerosos pregoneros para pronunciar el Pregón de Semana Santa cada Domingo de Ramos. Asimismo, en él se celebran cuantiosos conciertos musicales y corales.

El actual edificio es del siglo XIX, aunque en el lugar existió desde el siglo XVI una ermita que en sus orígenes estuvo bajo la advocación de San Cristóbal.

Ante su fachada se levanta un pórtico con tres arcos de medio punto construido en 1902 que está rematado por una balaustrada de ladrillo, igual que toda la estructura del pórtico.

De su fachada se levantan dos torres desiguales, una con dos cuerpos de campanas y la otra sin terminar.

Esta iglesia tiene planta de cruz latina. En el brazo del crucero del lado del Evangelio se encuentra un retablo barroco en cuyo camarín se alberga la imagen de Ntra. Sra. de los Dolores. En este lado se encuentra asimismo la imagen de San Cristóbal.

En el brazo del lado de la Epístola se encuentran las imágenes Titulares de las Cofradías del Cristo de la Misericordia y Ntra. Sra. del Mayor Dolor y la de Ntra. Sra. De la Cruz y San Juan Evangelista, que aquí tienen su sede canónica.

El testero principal del Altar mayor está revestido de mármol, que sustituyó en 1874 a un retablo barroco que se trasladó a la iglesia de la Vera-Cruz.

El camarín, de mediados del siglo XVIII y planta octogonal, aloja a la imagen de Jesús Nazareno, de autor anónimo y traída a Puente-Genil el año 1622.

Está decorado con pinturas cuyos motivos representan los gozos de la Virgen, siendo su autor el pintor pontanés Juan Montilla Melgar, quien las ejecutó en 1893 y sustituyó a otras anteriores muy deterioradas que fueron obra del artista local José Ruiz Rey. En dichos motivos se pueden contemplar la Anunciación, la Visitación, el Nacimiento, la Presentación en el Templo, la Huida a Egipto y el Niño Jesús entre los Doctores, mientras que la cúpula del camarín está ocupada por una pintura con unos ángeles que sostienen diversos símbolos pasionistas, obra también de José Ruiz Rey que las ejecutó en 1760.

Mientras la imagen de Jesús Nazareno estuvo siendo restaurada en Madrid (entre abril de 1993 a marzo de 1994) por el Instituto de Conservación de Bienes Culturales, y en consecuencia ausente del camarín, éste fue restaurado por un equipo sevillano del que formaba parte el artista local José M. Cosano Cejas, consistiendo dicha restauración en limpieza del mismo, reposición de las partes desprendidas, reintegración del color y por último barnizado.

Los muros de la iglesia contiene unas pinturas realizadas entre 1880 a 1882 por los artistas pontanenses Juan Muñoz Contreras y Juan Montilla Melgar, conteniendo motivos de la Pasión de Cristo: amarrado a la columna, coronado de espinas, camino del Calvario, el beso de Judas, el descendimiento, etc.

En este templo se han celebrado en contadas ocasiones diversos conciertos corales de música sacra. Asimismo en él se celebra cada domingo de Pasión la Función religiosa de las Cien Luces culminando con ella el Quinario celebrado previamente en Honor de Ntro. Padre Jesús Nazareno.

Esta iglesia ya existía en el siglo XVI, aunque fue reedificada entre 1613 y 1616. En ella estuvieron establecidos los religiosos de la Orden de San Francisco de Asís desde 1644 hasta 1664. Durante este tiempo los frailes comenzaron nuevas obras de ampliación que tuvieron que ser suspendidas al trasladarse a la cruz de Berral (exconvento de la Asunción).

Es la más pequeña de las iglesias de Puente-Genil, tratándose de una corta nave de planta cuadrada. Tiene una cabecera muy elevada respecto al nivel de la nave y en ella se halla el retablo mayor rococó con arco de medio punto coronado con una cruz que preside el templo procedente de la parroquia de Ntro. Padre Jesús Nazareno y habiendo sido traído a este lugar en 1877.

La hornacina central está ocupada por la Imagen de Ntro. Padre Jesús amarrado a la columna que se procesiona el Jueves Santo en un artístico y valiosísimo templete, auténtica joya de la Semana Santa y del barroco de Puente-Genil. En dicha hornacina estuvo anterior a esta imagen una cruz, estando entonces el Señor en el camarín que hoy ocupa la Virgen de la Esperanza en el lado de la Epístola.

En los laterales del retablo hay dos tallas, una de San Marcos evangelista y la otra de San José con el Niño Jesús.

Otros retablos que existen en la iglesia albergan las imágenes de San Francisco, Ntro. Padre Jesús Preso, Ntra. Sra. de la Vera-Cruz, Ntra. Sra. de la Piedad y Ntra. Sra. de la Esperanza.

Esta iglesia resultó muy perjudicada durante los sucesos de 1936, desapareciendo algunas de las imágenes que en ella había.

A la izquierda de la entrada del templo destaca un antiguo crucificado denominado ¨El Cristo de la Sangre¨ y junto al retablo un valiosa pintura que representa la procesión de disciplinantes del Cristo de la Sangre, cuadro éste que fue restaurado por el artista local José Manuel Cosano Cejas entre 1994 y 1995. (Ver revista EL PONTÓN nº 102, páginas 4 y 5 ).

Desde finales de 1996 a mediados de 1997 en esta iglesia se efectuaron sustanciosas obras de conservación, dadas las malas condiciones en que se encontraba la cubierta y sobre todo los gruesos pilares que sustentaban el coro. En estas obras se transformó toda la nave, se construyó nuevo tejado, fue eliminado el coro, se cambio el primitivo suelo por otro de mármol, se eliminó y sustituyó la escalinata central que existía de acceso al altar mayor por otras dos laterales, etc.

Mientras duraron las obras las imágenes permanecieron en la parroquia de Ntro. Padre Jesús Nazareno (Ver fotos publicadas en las páginas 22 y 99 de la Revista de Semana Santa editada por la Agrupación de Cofradías y Corporaciones del año 1998).

La fachada presenta una entrada alta y por encima de ella una espadaña con un cuerpor de campanas.

El Jueves Santo, día en el que en esta iglesia se organiza la procesión, el primer viernes de marzo, día del Besapiés a Jesús Rescatado, y cada lunes de la semana, por la visita en rogativas a San Nicolás, son con diferencia los que más afluencia de fieles acuden a este templo.

Esta iglesia parroquial nace como consecuencia de la expansión que el pueblo iba tomando por la parte alta del casco urbano a mediados del siglo XX y con la finalidad de atender las necesidades religiosas de la zona.

Se levanta en el centro de la Plaza de España, en pleno corazón de la avda. Manuel Reina, hoy la arteria principal de Puente-Genil. Fue bendecida el 19 de marzo de 1957 por el Obispo de la diócesis Mons. Fray Albino González Menéndez.

Es un templo en forma de cruz latina con tres naves, siendo la central más elevada que las laterales. La nave del medio se ilumina con unos ventanales en arco de medio punto que contienen unas vidrieras en las que se dejan ver los doce apóstoles. Las naves laterales tienen en sus muros unos óculos con símbolos pasionistas que sirven de iluminación a las mismas.

Sobre el crucero se levanta una cúpula semicilíndrica rodeada de óculos, que dan buena iluminación, estando culminada por un lucernario cilíndrico que se levanta sobre la cúspide de ella. En las esquinas del crucero hay cuatro pinturas alusivas a los cuatro evangelistas.

En el crucero del lado del Evangelio se levanta un altar donde se halla la imagen de Nuestra Señora del Amor, además se encuentra un lienzo con Jesús Nazareno obra de Francisco Ortega, y en el del lado de la Epístola se hallan las imágenes de Ntro. Padre Jesús en su entrada triunfal en Jerusalén y la Virgen de la Estrella.

El altar mayor está construido de piedra de mármol y está presidido en el centro por un Cristo crucificado, a su derecha se halla una imagen de María Auxiliadora y a la izquierda San José.

En el frontal del altar mayor se halla una artística vidriera compuesta de quince elementos, ocupando el central el Sagrado Corazón de Jesús y a los lados diversas imágenes de santos entre los que destaca San José con el Niño y María.

Al pie de la torre del lado de la Epístola estuvo desde su origen el baptisterio hasta que el 2 de Junio de 1996 se bendijo en ese lugar la capilla que alberga el grupo escultórico de la Sagrada Cena de Jesús que se procesiona el Lunes Santo.

A ambos lados de la fachada se levantan dos torres gemelas con dos cuerpos de campanas cada una y terrazas contorneando las primeras plantas del campanario (las campanas fueron bautizadas con los nombres de San José, Nuestra Sra. de las Angustias, María Auxiliadora, la Providencia, La Humildad y Sagrado Corazón de Jesús. La portada contiene un estrecho y alto porche que da paso a la puerta de entrada sobre la cual hay una lápida que recuerda cuando fue bendecida esta iglesia. Sobre ella hay una cristalera semicircular que sirve de iluminación al coro. Además de esta entrada, que es la principal, el templo tiene otras dos laterales.

Toda la fachada y las torres son de ladrillo y piedra en todas las aristas.

De esta iglesia parroquial efectúan su salida procesional las Cofradía de N. P. Jesús en su entrada triunfal en Jerusalén y la Virgen de la Estrella, el Domingo de Ramos; la cofradía de la Santa Cena y la Virgen del Amor, el Lunes Santo y por último la Cofradía del Santo Sepulcro y Ntra. Sra. de las Lágrimas, el Sábado Santo, aunque esta última cofradía no tiene su sede canónica en este templo.

Anexa al Colegio fundado por las religiosas de la Compañía de María en 1904, aunque la iglesia-capilla fue bendecida medio siglo después, el 5 de Enero de 1955, siendo Superiora del Convento la Madre Salazar.

Se trata de una nave funcional, con muros de piedra y dos plantas de coro. En el lateral del lado de la Epístola tiene dos puertas que dan acceso, una, al Colegio, y la otra a un patio del Convento. Junto al presbiterio, en el lado de la Epístola también, se encuentra el oratorio de las religiosas de la Comunidad o coro bajo, figurando por encima de éste el escudo del Obispo Fray Albino González Menéndez, que bendijo el templo. Este oratorio tiene comunicación con las dependencias de la Comunidad de religiosas.

El Sagrario que aloja a S.D.M. fue donación hecha por Doña María Reina Baena.

En el frontal del altar mayor se encuentra un camarín donde se alberga la escultura de la Virgen Reina del mundo, de ahí que la Imagen se halle de pie sobre una inmensa bola terráquea, habiendo sido realizada por el escultor Castillo Lastruzzi y donada por la familia de la religiosa de este convento la Madre María Josefa Camacho, al igual que otras dotaciones de la iglesia y las campanas de la espadaña, siendo por eso por lo que al inicio de la nave, a la altura de la primera planta del coro, se encuentre en relieve el escudo del Conde de Morphi, de la familia de la citada religiosa.

Las obras estuvieron dirigidas por el maestro local Juan-María Prieto Cáceres, siendo la fachada de ladrillo rojo y piedra. La portada de acceso contiene un arco de medio punto en el cual se encuentra en relieve la inscripción ¨AVE MARIA GRATIA PLENA¨ y un azulejo en el que se reproduce en un mosaico la imagen que se encuentra en el frontal del altar mayor de la Virgen Reina, y junto a ella dos ángeles en actitud genuflexa.

Por encima de este arco, en la segunda planta de la fachada, hay cinco ventanas con arcos de medio punto sujetos por parejas de columnas que iluminan el coro, y en la parte alta un frontis triangular donde se halla el relieve de un gran medallón con el escudo de la Compañía de María, culminándose la fachada con una cruz de piedra en su vértice superior.

El campanario, que se encuentra en la parte posterior del templo, lo compone una espadaña triangular de un solo cuerpo y tres arcos de medio punto, estando el central más elevado que los laterales. Ante él se sitúa una terraza en forma semicircular orientada hacia el exterior.

En el 2000 fue demolida junto con el Asilo de ancianos del Hogar ¨Santa Susana¨ que estaba junto a ella y tanto uno como otro edificio se empiezan a construir a continuación de su derribo.

Se trataba de una obra de 1925, constando de una nave con bóveda de medio cañón y de estilo neogótico.

De ella sale cada segundo domingo de Mayo la procesión de Ntrª Srª de los Desamparados, habiéndose celebrado previamente los Cultos y Loas en su Honor.

El 29 de Noviembre del 2001 fue bendecida y consagrada la iglesia de Ntra. Sra. De los Desamparados y el Asilo-Hogar ¨Santa Susana¨ por el Obispo de Córdoba, Monseñor Don Francisco-Javier Martínez Fernández, siendo Madre Superiora de la Congregación de Hermanitas del Asilo Sor Antonia Gago González, siendo ambos edificios de nueva construcción dado que los anteriores fueron derruidos por el mal estado de conservación en los que se encontraban.

La nueva iglesia, consagrada a Ntra. Sra. De los Desamparados, es en su estructura de estilo modernista y de forma triangular, con lo cual se ha pretendido evocar la silueta y manto de la Virgen.

El proyecto de esta iglesia-capilla fue realizado durante los meses de julio a noviembre del año 2000, dando comienzo las obras del templo el día 1 de febrero del 2001, finalizando el 26 de noviembre del mismo año, siendo autores de dicho proyecto los arquitectos pontanenses Agustín Montero Cabello y Luis-Felipe Morales Solano y el arquitecto técnico Jesús Jurado Velasco, que también dirigieron las obras.

 

De este mismo equipo técnico son los proyectos de las iglesias de las aldeas de El Palomar (Santa Ana), de Sotogordo (San Pedro) y de la Mina, donde también se venera la Virgen de Ntra. Sra. de los Desamparados.

El edificio, que sustituye a otro anterior que en el mismo lugar se levantaba de estilo neogótico, tiene fachada a la Avda. Susana Benítez y conecta en su fondo con el ala central de la Residencia-Hogar del Asilo de ancianos, estando flanqueado en sus laterales con sendos patios existentes en la citada Residencia.

La iglesia es de planta rectangular y a ella se accede por varios puntos, uno desde el exterior por la puerta principal, otro desde la zona de recepción de la Residencia y dos más, uno a cada lateral de la nave que comunican con las marquesinas de cada uno de los patios que flanquean la iglesia.

La estructura básica la componen seis pórticos colocados desde la fachada y a lo largo de toda la nave.

La iglesia consta de dos plantas:

- en la planta baja tiene un atrio de entrada; a la derecha se halla la capilla, realizada en mármol travertino, de la Santa Madre fundadora de la Congregación de religiosas, Santa Teresa de Jornet, y seguido la nave principal con el presbiterio al fondo, estando la sacristía tras el Altar Mayor.

- en la planta alta se ubica el coro, en fachada, el oratorio de la Comunidad de religiosas, el Camarín de la Virgen y tras el Altar Mayor una biblioteca.

En el Altar Mayor se ubica a los lados de la Virgen de los Desamparados las imágenes de San José con el Niño y la de Santa Marta. Sobre dicho Altar hay una vidriera cuyo motivo es Santa Teresa de Jornet acogiendo a los ancianos desamparados junto a las beatas de la Congregación Josefa Ruano García y Dolores Puig Bonany.

La fachada es de forma triangular con pórtico de hormigón, realizándose con ladrillo a cara vista para integrarse con el utilizado en la Residencia de ancianos. Se culmina vidriera cuyo motivo es la Coronación de la Santísima Virgen, estando realizada por el artesano cordobés Antonio Mesa.

En la parte superior de la fachada se encuentra el campanario y sobre el vértice del pórtico una cruz.

En sus orígenes fue capilla de la extinta fábrica de harinas de Ntra. Sra. del Carmen que junto a ella existió. Fue construida en 1917, hallándose muy cercana a la estación de RENFE.

Edificio de estilo neogótico y planta en cruz latina. La fachada dispone mármoles polícromos, con portada en arco ojival, igual que la ventana situada por encima, culminándose con una espadaña central de un solo cuerpo de campanas.

En 1954 fue erigida en parroquia y a partir de ese año la nave única que poseía se amplió su edificación con el crucero.

El retablo mayor procede de la desaparecida iglesia de Santa Catalina, data de 1720 y se trajo a esta iglesia cuando fue ampliada.

En esta iglesia tienen su asiento canónico las Cofradías del Cristo del Silencio y la de Ntro. Padre Jesús Resucitado, talla esta última fechada en 1636 y atribuida por los prestigiosos profesores de Historia del Arte de Córdoba Alberto Villar Movellán y Ángel Aroca Lara al maestro granadino Alonso de Mena y Escalante, siendo una de las mejores esculturas que se cuentan en Puente-Genil.

  • "Apuntes históricos de la Villa de Puente Genil", de Agustín Pérez de Siles y Antonio Aguilar y Cano. Sevilla. 1874.
  • "Puente Genil monumental", de Jesús Rivas Camona. Colección Anzur. Vol.XV. Puente-Genil. 1982.
  • Archivo parroquial de Ntra. Sra. de la Purificación. Libro de la Cofradía del Dulce Nombre.
  • Libros de actas de las Cofradías de Ntro. P. Jesús Nazareno y de Ntra. Sra. de la Soledad.

Para la descripción de la imaginería, además de las citadas fuentes, véase:

  • "Puente Genil Nazareno. Antropología. Historia. Arte. Tradición", de José Lorenzo Aires Rey
  • Guías de la Semana Santa de Puente Genil de los años 1996, 1997 y 1998, de José Lorenzo Aires Rey
  • "Las Escuelas del barroco y la imaginería de Puente Genil", de Alberto Villar Movellán. Serie azul 2, publicado por la Cátedra de Historia del Arte de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Córdoba. Año 1989.

1ª.- Para mayor amplitud de información el autor remite a la bibliografía precedente, dado que la mayor parte de las citas y datos documentísticos que se ofrecen de forma sintetizada en la anterior exposición están extraídos de ella y de publicaciones o colaboraciones hechas por el propio autor esparcidas por diversas revistas, si bien las iglesias no citadas en las referidas obras y las actualizaciones o reformas llevadas a cabo en cada uno de los referidos edificios, desde que las mismas fueron publicadas, son debidas al autor.

2ª.- Para más información referida a la imaginería que se encuentra en cada una de las iglesias consúltese además el apartado destinado a Cofradías de Semana Santa dentro de esta web.

Texto: José Lorenzo Aires

Fotos: Juan Crespo